Sociedad

Cómo describir de mejor manera a los turingios y sus singularidades

Después de que hayan pasado más de dos décadas de la reunificación alemana y las transformaciones sociales que ésta ha conllevado, los turingios pasan revista a una época de cambios constantes y de grandes desafíos. Un fuerte desempleo, traspasos e insolvencias de empresas y esfuerzos privados y profesionales por adaptarse a un “nuevo” sistema político y económico fueron los rasgos más característicos de los primeros 15 años después de 1989.

A pesar del cambio, o precisamente debido a él, y a las muchas dificultades que éste trajo consigo, el pueblo turingio es luchador y resuelto. Su fuerza de voluntad y su buena disposición son residuos valiosos de su pasado.

En los últimos 20 años Turingia se ha convertido en un emplazamiento económico innovativo y atractivo. Esto no es solo gracias a las buenas infraestructuras y a la buena situación geográfica. Son sobre todo sus gentes, las iniciativas ciudadanas y culturales, las organizaciones sin ánimo de lucro, las agencias de turismo y muchos otros actores sociales quienes consideran a Turingia como su patria y movilizan por consiguiente todas sus fuerzas.

Más de uno que visita Turingia por primera vez se queda asombrado de los vastos campos y bosques y de la cantidad de espacio que existe. Otros se impresionan por el sinnúmero de patrimonio histórico y cultural. Algunos se sonríen de la cantidad ingente de dialectos que tiene este pequeño Estado federal, mientras que a otros les encanta la cocina Turingia sobria y pesada, pero llena de sabor.

Turingia es también conocida por sus “Klöße”. Son una especie de albóndiga cocida hecha de una masa de patatas, miga de pan y sémola de trigo. Aunque parece ser que el auténtico “Kloß” no existe y únicamente es una ilusión. La albóndiga de patata original proviene de Schmalkalden y se llama “Hütes”, y es diferente de la de Weimar…

Se puede afirmar que en Turingia todo ocurre pausada y tranquilamente, a menudo más despacio que en otras regiones de Alemania; la cordialidad, la artesanía, la sociabilidad, la poesía, el pensamiento, la naturaleza y el tiempo libre necesitan de un tiempo que discurra sin prisas.

Convivencia intercultural en Turingia

En una encuesta de 2012 para Turingia se ha llegado a la conclusión de que la población de Turingia, pese a tener pocos extranjeros, posee amplias competencias y relaciones interculturales prolijas. Casi uno de cada dos turingios es capaz de hablar en una lengua extranjera y tiene contactos con el extranjero. Uno de cada diez ha estado fuera del país durante un periodo largo de tiempo. La mitad más o menos tiene amigos o conocidos en el extranjero. A través de la integración propiciada por las redes sociales, dos tercios de los jóvenes turingios utilizan internet para mantener contactos con extranjeros.

Mientras que la inmigración es saludada en Turingia generalmente como de enorme enriquecimiento cultural, el enfoque global de la gente es más diferenciado cuando se trata de saber cómo debe implantarse dicha integración y cómo debe funcionar debidamente. De este modo, existen diferentes puntos de vista en referencia a la tolerancia a la diversidad cultural que muestran las culturas extranjeras a la hora de mantener estilos de vida tradicionales y propios. Es notable reseñar que (después de la encuesta sobre el mantenimiento del estilo de vida  de los extranjeros) la mayoría de los turingios piensa que es a los mismos extranjeros a quienes corresponde decidir si mantienen o no su estilo de vida en Alemania, aun cuando se pueda diferenciar mucho de las formas alemanas.

 

Para las ofertas

Actuales Ofertas de Trabajo  de Nuestras Empresas aquí o debajo http://ec.europa.eu/eures/
> solicitantes de empleo > búsqueda de empleo
utiliza los siguientes términos: “trabajo en Turingia”, 
país: Alemania, Región: Thueringen